Mercadotecnia, tecnología y redes sociales

El Unfollow: ¿un arte?

Hay quien logra hacer del Unfollow un arte, hay quien de plano le gusta su círculo de amigos muy cerrado, hay quien se ve amenazado por ideas nuevas o que entran en conflicto con las propias.

Hay quien lo usa como pose, hay twittdivos, hay twittstars. Los hay también que amenazan, al estilo de: “el que escriba o hable de tal cosa unfollow inmediato”. También hay quien practica el unfollow en casos necesarios, tras un disgusto, trolleo o acoso.

El caso es que al final el unfollow lo practicamos todos tarde que temprano.

Tal vez lo que haga falta es que también exista en el mundo análogo, así ese pariente incómodo, le hacemos unfollow real y listo. 
Al final a nadie nos gusta que nos den unfollow y lo admitamos o no, las más de las veces nos duele el orgullo aunque sea un poco.
Se agradecen todo tipo de comentarios